DÍA 8

Empieza el camino hacia el norte del país. Dejamos el campo base en Bangkok y nos dirigimos a Sukhothai. El autobús (525 THB) salía de la estación del sur de Bangkok (estación Mo Chit) y para llegar tuvimos que coger el skytrain (metro) (40 THB). Poneos cómodos en el autobús ya que os esperan 7 horitas de viaje. La tendencia habitual en estos trayectos es que vayan haciendo paraditas en diferentes "áreas de servicio" pero no os despistéis si bajáis para usar el baño o para picar algo porque el conductor no se va a fijar si no habéis subido al autobús a tiempo.

La palabra "Sukhotai" puede hacer referencia a dos lugares diferentes. Por un lado está el complejo de ruinas llamado Sukhothai (a partir de ahora viejo Sukhothai) y por otro lado está la ciudad de Sukhothai (a partir de ahora nuevo Sukhothai). Estan separadas unos 5 o 10 km la una de la otra de modo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar el viaje y de elegir hotel.

Nosotros nos íbamos a establecer en el nuevo Sukhothai porque resulta más económico en general, tanto el alojamiento como las comidas, de modo que en cuanto bajamos del autobús nos dirigimos allí. Encontramos muchas guesthouses llenas hasta que dimos con la Ban Thai (400 THB), muy correcta.

Durante el resto de la tarde dimos una vuelta por el pueblo y su mercadillo nocturno. Aprovechamos para comprar algo de ropa para cubrirnos en los templos (200 THB) y cenamos.

Bitácoras

de mochilero