S.P. - DÍA 1

Después de una buena taza de café para calentarnos (estábamos a -11ºC esa mañana) salimos a descubrir la ciudad y visitamos la catedral de Kazan (entrada gratuita). El arquitecto de la catedral se inspiró en la catedral de San Pedro del Vaticano y por eso tiene esta columnata en forma de medio círculo. Lo más emblemático de la catedral es la Madonna de Kazan, un cuadro especialmente venerado en la ciudad y en el que se forman colas para rezar ante él.

A las 10.45 empezaba un Walking Tour de 2 horas y media en la plaza del Palacio (frente al Hermitage) que nos llevó por los puntos más emblemáticos del centro: El Palacio de Invierno (Hermitage), la columna de Alejandro I, el río Neva, el almirantazgo, la estatua de Pedro I, la Catedral de Isaac, la avenida Nevsky (Nevsky Prospekt) y la catedral de Kazan otra vez. Fue maravilloso descubrir que todavía en marzo, el río Neva, que es enorme, estaba congelado y nevado de orilla a orilla.

Durante el trayecto hicimos una parada en la que supuestamente es la mejor pastelería de St. Petersburgo y probamos algún dulce. Estaban realmente espectaculares y el precio no era desorbitado. Se llama Bushe y está en la calle Malaya Morskaya Ulitsa 7, muy cerca del metro Admiralteyskaya y justo en frente de la pastelería está el restaurante Gogol’, de comida rusa, donde se come muy bien (más información en el día 3 de St. Petersburgo).

Al terminar el tour fuimos a comer a una cadena barata de comida rusa (stolovaya Nº1) que se encuentran en cualquier lugar y ellos la frecuentan mucho.

 

Después, fuimos al Hermitage (700 rub adultos, estudiantes gratis) a terminar de pasar lo que quedaba de día. Este museo está en el edificio que antiguamente era el palacio de invierno de los Zares así que las salas están decoradas al estilo de la época y son majestuosas. Además, en el museo han conservado algunas de las habitaciones con los muebles.

Recomendaciones para el Hermitage:

  • En temporada alta se forman colas de hasta 2 horas para comprar los tiquets en las oficinas del interior del edificio. Nosotros en temporada baja estuvimos más de media hora.

  • Si podéis optar al descuento de estudiante tendréis que ir a las oficinas de tiquets que hay en el interior, si no, podéis comprarlos en las máquinas que hay en el exterior. Así os ahorraréis mucha cola.

  • El Hermitage está formado por 5 edificios con entradas separadas. Si estáis interesados en visitarlos todos es mejor comprar las entradas en algún edificio secundario para ahorrar colas.

  • Es MUY grande así que o vais con muchas horas por delante o hacéis una selección de lo importante.

  • Las mejores obras están en la segunda planta, así que empezad por ahí.

  • En la entrada tienen mapas que os irán genial para no perderos y además os marcan las obras más destacadas.

  • Existe una app oficial con información sobre el museo.

  • Dejad abrigos, mochilas, etc, en el guardarropía gratuito.

  • Mirad bien el horario porque hay días que cierra más tarde y además ofrecen algunas visitas guiadas en inglés.

Bitácoras

de mochilero