DÍA 3

Nos levantamos bien temprano para poder llegar al mausoleo de Lenin (entrada gratuita) un ratito antes de que abrieran. En temporada alta, se forman colas de más de 1 o 2 horas pero en temporada baja, son unos minutos nada más. Abrieron puntuales a las 10.00 y pudimos entrar de los primeros a ver el cuerpo embalsamado del líder de la revolución soviética. El mausoleo es muy sencillo pero al mismo tiempo solemne y los guardias que hay dentro te hacen circular al rededor del féretro sin detenerte y sin sacar ninguna foto. Al salir se pasa por un pequeño cementerio en el que se encuentran algunos líderes de la URSS y otros personajes importantes, como Yuri Gagarin, el primer hombre en llegar al espacio.

Como si la tumba de Gagarin nos hubiera inspirado, fuimos luego al museo de la Cosmonáutica rusa (250 rub adulto; 200 audioguía; metro VDNKh) que nos sorprendió muy gratamente. Este museo explica toda la historia de la carrera espacial rusa desde el primer satélite que se mandó al espacio hasta la actualidad. En él podréis encontrar un montón de réplicas de satélites y naves pero también algunos objetos reales como un módulo de aterrizaje entero, trajes espaciales o meteoritos. ¡Incluso una pequeña cajita de tierra lunar!

Después de comer pusimos rumbo al mercado de Kreml’ V Izmailovo (entrada gratuita; metro Izmailovo o Partizanskaya). Este mercado está construido como un Kremlin ruso a pesar de que es del año 2003. Es una buena opción si queréis comprar “souvenirs” diferentes y más baratos ya que tiene un mercadillo con un montón de tenderetes de productos de artesanía local y de antigüedades de la URSS y la WWII. Nosotros nos hicimos con una insignia de piloto soviético, una medalla conmemorativa del inicio de la revolución y algunas monedas de la época a muy buen precio. Si vais en fin de semana encontraréis muchos más puestos abiertos que entre semana. Si no podéis, es mejor por la mañana ya que van cerrando a lo largo del día.

Nuestra última visita del día fue para ir a ver la Universidad. Stalin construyó 7 enormes edificios de arquitectura similar en Moscú y los llamaron las 7 hermanas. La Universidad es la más grande de todas y tiene un aspecto realmente imponente. Al final del día fuimos a la parada de Leningradsky a coger el tren nocturno a St. Petersburgo.

Bitácoras

de mochilero