JAPÓN - DÍA 3

Tras levantarnos, nos fuimos directos a ver la torre de Tokio. Coger el metro en Tokio, al principio es una aventura. Hay mil líneas diferentes de compañías diferentes, muchas estaciones y mucho kanji, pero una vez pasado el susto, le cogeréis el tranquillo y os moveréis como verdaderos Tokiotas. Los precios por trayecto varían según la estación de origen y de final (¥140-220 aprox) pero con el Japan Rail Pass, os sale gratuito.

IMG_7849.JPG

La torre de tokio, es el símbolo de la ciudad pero en realidad no tiene mucho encanto. Es como la Torre Eiffel de colores blanco y rojo, pero sin los Campos Elíseos, está en un lugar mucho menos atractivo. En cualquier caso, nosotros queríamos visitarla, sí o sí, porque aparece en muchos de los mangas y animes que conocemos y era la forma de constatar que los mangas tienen mucho más de real que lo que podría parecer.

IMG_7903.JPG
IMG_7880.JPG

Al salir fuimos al Zojo ji, que está al lado. Es el templo budista particular de la familia Tokugawa, uno de los primeros Shogun de Japón.

IMG_7930.JPG
IMG_7910.JPG

Por la tarde fuimos a visitar el Senso ji, famoso por su puerta de entrada principal, la Kaminarimon, que tiene una lámpara enorme colgando y dos fieros guerreros, uno a cada lado. Desde la puerta hasta el templo hay toda una calle llena de tiendecitas que ya estaba en la antigüedad, cuando se fundó el templo. Si bajáis en la parada de Asakusa, al lado de la puerta Kaminarimon hay una oficina turística que tiene una azotea pública desde la que podréis tener una vista muy buena del templo y la puerta así como del Sky Tree de Tokio.

Tomaros con calma el paseo que separa la puerta del templo ya que suele estar abarrotado. Pero sed pacientes que al llegar podréis disfrutar del Senso ji y la pagoda de 5 pisos que se encuentra al lado. Veréis que es un sitio habitual para los tokiotas y los podréis ver paseando arriba y abajo con sus elegantes kimonos.

Después de un día así, solo nos faltaba relajarnos en nuestro primer sento. Un sento es el tradicional baño público japonés que podéis encontrar en casi cualquier rincón de la ciudad. Tened en cuenta que hay algunas normas de buena conducta:

- Los zapatos se tienen que dejar en las taquillas de la entrada

 

- Hay que enjabonarse antes de entrar en las bañeras.

- Debéis aclararos todo el jabón, ya que este no debe llegar al agua de las bañeras.

- La toalla nunca debe entrar en contacto con el agua. La podéis dejar fuera de la bañera o llevarla en la cabeza.

- No se debe remojar la cabeza bajo el agua. Disponen de pequeños cazos con los que os podéis echar agua por encima.

- Hay que respetar a los otros clientes sin hacer ruido ni correr.

Bitácoras

de mochilero