JAPÓN - DÍA 2

Por la mañana nos encontramos con Hiroshi, el guía del Free Walking Tour que durante 3 horas nos explicaría la historia y cultura del tokio moderno y el antiguo. Siempre recomendamos hacer Free Walking Tours al visitar una ciudad nueva porque te ofrece una visión más cercana del lugar, te explica cosas que no conoces y resuelve dudas que puedas tener. El tour empezó en Akihabara donde nos hablaría del Tokio moderno y más tecnológico y terminó en Ueno Park, pasando por un templo sintoísta, otro Confuccionista, Ameyoko street... Hiroshi nos explicó cómo actuar correctamente en un templo, nos habló de cómo el terremoto del 2011 cambió Tokio y sus gentes y un montón de cosas más que podéis descubrir si hacéis el tour.

La ola de calor y el jet lag nos obligaron a tomarnos el día con calma. Estábamos a 35°C con un 70% de humedad, en la ola de calor más fuerte de los últimos 70 años. Tened en cuenta que en agosto, en Japón, el calor y el bochorno se hacen difíciles de soportar si estás mucho rato en la calle, así que bebed mucha agua y tened siempre un pai pai a mano. Ellos llevan siempre una toalla de mano para secarse el sudor o una sombrilla. Comprar estas toallas fue la mejor decisión del viaje.

Por la tarde fuimos al Museo Nacional de Tokio (¥620 entrada ¥500 audioguía, no es necesaria), en Ueno Park. A pesar de que es interesante porque tiene algunas obras de arte importantes y algunas armaduras samurais, katanas y kimonos, no sería imprescindible, y menos si tenéis pocos días en la ciudad.

Bitácoras

de mochilero