JAPÓN - DÍA 14

Entre que salimos del minshuku, cogimos un autobús, un par de trenes y llegamos a la guesthouse de Takayama (Daruma guesthouse ¥2800/cama en hab. comp.), se nos pasó la mañana y parte del mediodía. La combinación de transportes de Tsumago a esta pequeña ciudad es bastante mala.

 

Takayama es una ciudad con un tamaño perfecto para visitarla ya que puedes recorrerla entera a pie y llegas de un lado al otro en 20 minutos como máximo, por eso se puede hacer en un solo día pero podría servir de campo base para visitar los pueblecitos rurales de Shirakawa-go y el área de Gokayama. Por eso mucha gente pasa una noche ahí.

 

Una vez dejamos las maletas fuimos a pasear un rato por las calles del casco antiguo de la ciudad, características por haber mantenido las casas antiguas que datan del período Edo (1603 - 1868) y sus varias destilerías de sake que reconoceréis porque tienen una bola de ramas de cedro colgando sobre la puerta. Si queréis ver cómo se hace el sake deberíais ir en invierno, pero en las otras estaciones del año podréis degustar muchas variedades en las destilerías (¡Algunas lo hacen gratis!). Tened en cuenta que todos los atractivos que se pueden visitar cierran a las 17.00 como muy tarde así que planificad la visita por la mañana.

Takayama es muy famosa por la crianza de la ternera de Hida, una de las mejores carnes del mundo, a la altura de la carne de Kobe según algunos, aunque menos conocida y por lo tanto más barata. Después de pasear intentamos ir a cenar al restaurante Maruaki para degustarla. En Takayama encontraréis muchísimos restaurantes que ofrecen esta carne y diferentes formas de cocinarla: yakiniku (brasa), shabushabu (hervida), sashimi (cruda), yakitori (pinchito), etc… Nosotros recomendamos el restaurante Maruaki porque tiene certificado de garantía (incluso puedes trazar el origen de la carne del día), puedes elegir la calidad de la carne (desde la 5-A que es la superior hacia abajo) y los precios son muy asequibles por la calidad que tiene la comida (desde ¥2900 entre 2 personas). Cuando llegamos había mucha cola y ya no cogían a nadie más así que si vais a cenar vale la pena llegar sobre las 18.00. Si vais a comer al mediodía, temprano, hay mucha menos gente.

 

Terminamos en un restaurante cualquiera y entre otros yakitori pedimos uno de carne de Hida y no estaba,ni mucho menos, tan bueno como la carne que comimos el día siguiente en el Maruaki (que fue espectacular).

Bitácoras

de mochilero