JAPÓN - DÍA 10

Nikko es uno de los principales atractivos turísticos para los japoneses además de un punto de peregrinaje religioso, y no es para menos. Por este motivo se llena hasta los topes, especialmente durante el Obon (mediados de agosto). Se puede hacer en una excursión de un día desde Tokio pero hay mucho por ver y los templos cierran a las 4:30 así que en un solo día no se puede ver todo bien. Además de los templos hay una río cerca con un paseo espectacular y más lejos hay una zona de trekking con cascadas y un onsen en lo alto.

 

Por la mañana nos dirigimos temprano a la zona del Patrimonio Mundial (15 min a pie desde el hostel). Es un parque en la montaña donde estan los 4 puntos de interés principal. Empezamos por el Toshogu-ji (¥1.300 templo + entrada al museo) al que le dedicamos 2 horas o más. Es un conjunto de varios edificios espectaculares. Podéis encontrar almacenes sagrados, una pagoda de cinco pisos, un establo, miles de farolillos de piedra que son preciosas, toriis… Pero sobretodo impresionan: la puerta Yomeimon (la más decorada de todo Japón), el templo (con el famoso Nakiryuy que no os podéis perder, sorpresa incluida) y el mausoleo de Tokugawa Ieyatsu, el shōgun que inició un período de 250 años de paz y prosperidad. Fuera del templo está el museo, que contiene algunos de los tesoros del clan Tokugawa. Lo más interesante del museo es un anime (20 min) que pasan cada 45 min sobre la historia de este gobernante, con subtítulos en inglés que te ayuda a entender por qué es tan querido.

IMG_8676.JPG
IMG_8690.JPG
IMG_8658.JPG

Tras visitar alguno de los altares menores del parque fuimos a comer al restaurante Asaya. Queda bastante cerca de la entrada sur, en un segundo piso sobre una tienda de souvenirs.

 

Después de comer fuimos al templo Futarasan (¥200), que estaba en obras cuando fuimos. Tienen un jardín donde podréis encontrar varios altares diferentes, cada una tiene un rito diferente para rezar: tocar unos cascabeles, girar una rueda, pasar dentro de un árbol…

IMG_8721.JPG
IMG_8715.JPG
IMG_8716.JPG

Queríamos hacer el paseo Bakojizō, al lado del río, pero al salir nos pilló el diluvio universal y tuvimos que volver a la guesthouse donde nos tomamos un baño calentito a la japonesa (ofuro).

Bitácoras

de mochilero