INDIA - DÍA 9

Desayunamos en la azotea del lodge con vistas al fuerte y a nuestro próximo destino, la Patwon-ki-haveli. Las havelis son las antiguas casas y palacios, que en esta zona tienen intrincados grabados en cada centímetro de sus fachadas y la Patwon-ki-haveli es sin duda la más espectacular de la ciudad. Perteneció a una antigua familia jain que poseía el título de ser el más grande comerciante o "patwon". "Ki" significa privado, de modo que la Patwon-ki-haveli es literalmente la casa privada del más grande comerciante. El edificio se distribuye en 5 viviendas: en 3 de ellas aún viven los descendientes de la familia original mientras que las otras dos se pueden visitar. Una de ellas, la que está más abajo (200 INR/adulto) pertenece al gobierno y está vacía, solo se pueden ver salones vacíos, mientras que la otra contiene un museo privado (250 INR/adulto) que ayuda mucho a imaginar la vida del s. XIX en una haveli.

IMG_4206.JPG
IMG_4199.JPG
IMG_4216.JPG

Otra haveli famosa es la Nathmalji-ki-haveli, a menos de 5 minutos, con una fachada vigilada por dos elefantes de piedra, pero no se puede acceder más que al patio de entrada porque en ella vive gente. Paseando por las calles se pueden encontrar havelis antiguas y nuevas a cada paso así que explorad la ciudad sin miedo.

IMG_4165.JPG

Por la tarde le pedimos a Vicky, el anfitrión del lodge que nos recomendara un par de lugares para comprar bisutería y telas. Nos llevó a una casa particular en la que hacían pulseras, anillos y pendientes tanto de plata y oro como otras versiones más asequibles para nuestro bolsillo. Luego nos recomendó ir a ver una película de Bollywood el cine (70-150 INR/adulto depende del asiento) y fue lo mejor que podríamos haber hecho. La sala estaba destartalada y solo había un ventilador pero la película fue muy divertida, a pesar de no entender ni jota de lo que decían.

IMG_20190810_182436.jpg

En Jaisalmer es típico hacer una excursión en camello al desierto del Thar pero nosotros decidimos no hacerlo. En general dicen que el desierto del thar no es muy espectacular sino que es un yermo árido que tiene un par de filas de dunas nada más. Además suele estar muy lleno de turistas y cuentan que es difícil tener un momento "espiritual" a la puesta de sol porque hay que estar pendiente de las pertenencias. Hay carteristas que se aprovechan de este momento zen.

Nuestro tren nocturno a Jodhpur (1250 INR) salía a la 1 de la madrugada pero nos recomendaron salir a las 23.00 hacia la estación porque más tarde ya no encontraríamos transporte (150 INR/rickshaw). El ambiente en las estaciones siempre es muy concurrido y la noche no es una excepción. La gente va arriba y abajo todo el rato o simplemente se tumba en mantas y duerme hasta que llega el tren. Mientras esperábamos un grupo de chicos de 17 años se nos acercó muy interesado y estuvimos charlando hasta que llegó el tren. ¡Habían ido a Jaisalmer a participar en una competición de recitar de poesía!

IMG_20190810_230230.jpg

Bitácoras

de mochilero