INDIA - DÍA 3

Madrugamos para coger el tren expreso de las 6 hacia Agra (690 INR) que nos dejó en la parada de Agra Cantt a las 8. Hay otros trenes pero son más lentos o llegan por la tarde, así que es buena idea coger este para aprovechar bien el día. Nada más llegar a la estación, como necesitábamos un rickshaw que nos llevará al hostel, negociamos una tarifa para ver los diferentes puntos importantes de la ciudad menos el Taj Mahal, que lo veríamos al día siguiente al amanecer. Acordamos 1000 INR con el conductor pero viendo las distancias y el tiempo empleado, creemos que se puede sacar por menos dinero. La mayoría de conductores intentan llevar a los pasajeros a ver tiendas de artesanía y buenos restaurantes para llevarse comisión. Si no os interesa dejadlo bien claro al principio. Es interesante saber que si después del Taj Mahal se visitan estos sitios se obtiene un descuento de 50 INR en cada uno.

Primero dejamos las mochilas en el Joey's Hostel (550 INR/cama en habitación compartida) cuyo personal es encantador y super dispuesto a ayudar en todo, y luego fuimos al fuerte de Agra (300 INR/adulto con tarjeta - 350 INR en efectivo), una imponente fortificación de paredes granate con bonitos palacios dentro. Este monumento es espectacular y deja el fuerte rojo de Delhi a la altura del betún. El complejo lo mandó construir el abuelo de Sha Yahan, el emperador que construyó el Taj Mahal y también es dónde este fue encarcelado en su propio palacio durante sus 8 últimos años de vida por orden de su hijo, que usurpó el trono. Desde las ventanas de este palacio por lo menos podía ver el monumento hecho a su difunta esposa Mumtaz Mahal. El fuerte se puede recorrer tranquilamente en una horita y media y se puede hacer en dos sentidos, tirando recto nada más empezar hasta el salón de audiencias y luego volver por el lado del río, donde están los palacios, o a la inversa. No vale la pena coger un guía ya que por lo que oímos a alguno de ellos, cuentan la misma información que hay en los carteles explicativos. 

IMG_3369.JPG
IMG_3395.JPG
IMG_3416.JPG

Un par de kilómetros al norte del fuerte se encuentra el Itimad-ud-Daulah (260 INR con tarjeta - 310 INR en efectivo), también llamado little Taj Mahal. Fue el primer mausoleo que se construyó enteramente de mármol y pese a que es mucho más pequeño que el Taj es precioso. Aquí descansa el abuelo de Mumtaz Mahal, que era el jefe de gobierno del padre de Sha Yahan. Se visita en 10 minutos pero vale la pena relajarse en el recinto un buen rato porque no suele haber mucha gente.

IMG_3461.JPG
IMG_3445.JPG
IMG_3438.JPG

Siguiendo el río desde el mausoleo se puede llegar al parque Mehtab Bagh (300 INR). No vale la pena entrar porque está en un estado de abandono importante pero desde fuera hay buenas vistas del Taj Mahal al otro lado del río.

IMG_3479.JPG

Hicimos una parada para comer en un restaurante en la carretera y le pedimos al conductor que nos dejara en el Kinari Bazar, que en la Lonely Planet sale como imprescindible. Eso sí, después de estar en él, no entendemos por qué. Es un conjunto de callejuelas estrechas detrás de la Jama Masjid sin apenas tiendas. Solo hay una calle llena de puestos donde venden saris y otra ropa típica pero no vimos el ambiente "frenético y cautivante" que dice la guía por ningún lugar. Al menos pudimos ver la inmensa y bonita mezquita desde el puente que cruza las vías de tren de la estación del fuerte de Agra. La vuelta al hostel en la zona del Taj Ganj no debería costar más de 100 INR. En el camino de vuelta nos encontramos con una especie de pequeña procesión en la que varios hombres transportaban unas varas con vasijas en los extremos acompañados de otros que llevaban bastones naranjas con los que apartaban el tráfico o a cualquiera que se acercara. Más adelante descubrimos que eran peregrinos que traían agua sagrada del Ganges ¡y venían a pie desde Varanasi!

IMG_20190804_120404.jpg

Al volver, cenamos en la terraza del Saniya Palace Hotel, un poco más alta que la de nuestro hostel, con unas bonitas vistas del Taj Mahal.

IMG_3488.JPG

Bitácoras

de mochilero