INDIA - DÍA 2

La primera parada del día era el templo de Akshardham, el murti hindú más grande del mundo (entrada gratuita). Se llega fácilmente en metro bajando en la parada Akshardham y andando 5 minutillos. Es un templo dedicado a Swamiranaran Akshardham, un devoto brahmán que llegó a ser muy adorado por su precocidad y sus grandes ideas. No se permite la entrada al complejo de diferentes ítems, sobretodo ningún dispositivo que pueda hacer fotos: cámara, smartphone e incluso smartwatch (nos revisaron el reloj para asegurarse de que no tenía cámara). Habrá que dejar lo que se lleve en la taquilla de la entrada. El complejo está formado por distintos elementos: el templo principal, el hall de entrada, algunos edificios anexos, pasillos cubiertos, jardines, una fuente enorme, canales… Para nosotros lo más interesante fue el templo principal y una pequeña sala de oración que hay justo detrás. El resto de edificios tienen diferentes exposiciones en su interior que resumen la historia de la India.

El templo principal es una descomunal maravilla. Alrededor de la parte baja hay unos relieves de elefantes muy espectaculares, y en la parte superior diferentes relieves de deidades hindúes. El interior está hecho de mármol, también con distintos grabados y hay algunos altares con parejas de dioses y diosas. El altar central está dedicado a Swaminarayan y está decorado con brillantes por todos lados. Volviendo al exterior, si dais una vuelta al templo siguiendo los elefantes llegaréis a la parte trasera donde hay una discreta sala de oración que podría pasar desapercibida porque en su interior solo hay una pequeña figura del brahmán pero vale la pena entrar. Dentro un religioso nos preguntó si queríamos saber más acerca de Akshardham y nos contó algunos aspectos de su vida. Después nos invitó a hacer una pequeña ceremonia de rezo guiándonos paso a paso para saber conocer el protocolo. Como habíamos hecho un donativo de 50 INR nos dieron un pequeño vale que pudimos intercambiar por unos ricos dulces indios parecidos a los panellets catalanes en la zona de restauración, cerca de la salida.

La siguiente parada fue la tumba de Humayun (550 INR/adulto con tarjeta - 600 INR en efectivo), un antiguo emperador que reinó en el s. XVI. Hay que coger el metro y luego recomendamos coger un rickshaw para cubrir el trocito que falta. En el recinto también se encuentra otro mausoleo de un emperador anterior, menos abarrotado, pero no tiene punto de comparación con el principal. La tumba de Humayun está dentro de un inmenso edificio de dos plantas rodeado de jardines. Si bien el interior es austero y no tiene grandes decoraciones, la vista del edificio desde fuera es imponente y merece una visita sin duda.

IMG_3270.JPG
IMG_3306.JPG

Al salir se nos hizo la hora de comer y empezó una nueva odisea. El mausoleo se encuentra en una zona sin comercios y sin ningún lugar para comer cerca. Nuestro nuevo destino era el mausoleo de Safdarjang, que está en una zona similar así que pensamos en parar a medio camino, en metro, en lo que creímos que sería una zona más comercial. No fue así. De modo que al preguntar nos mandaron a otra lugar, el Dilli Haat, a pocas paradas de metro. Es una especie de mercadillo algo turístico (100 INR/adulto la entrada) pero lleno de locales en el que hay paraditas de artesanía y comida de las diferentes regiones de la India. Los precios son algo caros pero se puede regatear.

Ahora ya con el estómago lleno, cogimos el metro hasta el mausoleo de Safdarjung, un emperador posterior a humayun, del s. XVIII. Aquí parece ser que no van muchos turistas si tenemos en cuenta la sorpresa de los vigilantes de seguridad al vernos. El lugar es menos impactante que el mausoleo de Humayun pero recibe menos visitas así que se hace muy agradable, especialmente antes de la puesta de sol, cuando está bañado por una deliciosa luz dorada.

IMG_3366.JPG

Ahora ya, anocheciendo, volvimos al hostel haciendo parada en Connaught's Place, el centro de la Delhi británica, para cenar. Es un pequeño distrito circular con un parque en el centro con edificios coloniales lleno de tiendas occidentales del estilo de United Colors of Benetton, etc... 

Bitácoras

de mochilero