INDIA - DÍA 13

El autobús nocturno nos dejó en Ajmer donde solo cruzando la calle, en otra estación de autobuses, se puede coger un bus local hasta Pushkar (17 INR/hombres 13 INR/mujeres). Nosotros llegamos a Ajmer sobre las 5.00 y ya estaba el servicio en marcha. Una vez en Pushkar, la estación de autobuses está a 10 minutitos andando del lago así que para la mayoría de hostels no necesitaréis coger ningún taxi. Nosotros nos alojamos en el Bharatpur Guesthouse, que está justo entre los dos ghats más importantes, en la esquina del lago y que tiene una terraza con unas vistas inmejorables (630 INR/hab. doble).

IMG_4538.JPG
IMG_20190814_143503.jpg
IMG_4533.JPG

Este pueblo solía ser un remanso de paz alrededor de un lago sagrado pero ahora alterna su tranquilidad con la insistencia de algunos personajes. El principal interés es ver los rituales que hacen los lugareños en los ghats, especialmente después de amanecer o antes de anochecer. Es una experiencia muy interesante sentarse cerca y simplemente observar con respeto e interés lo que sucede. Sobretodo hay que quitarse los zapatos antes de acercarse a la orilla como si todo el lago se tratara de un templo. La lástima es que a menudo se te acercan supuestos brahmanes muy insistentes, a veces agresivos, para hacerte una "puja" o ritual de ofrecimiento al lago. El problema es que no te dicen que tenga un coste y al terminar te piden más de 1000 INR. A parte de que los precios son elevadísimos los rituales se hacen rápido y mal. Además muchas veces ni siquiera te insisten para la puja, directamente te ponen unas flores en la mano y ZAS, ya tienen excusa para exigir el dinero  Eso sí, al terminar el ritual, te pondrán un cordelito rojo a modo de pulsera al que llaman "Pushkar passport". Con esto no te insisten más porque saben que ya lo has hecho. Como en la mayoría de veces, hacer una puja con esta gente insistente no es una buena idea. Si alguien tiene interés real en hacerla, que intente buscar un buen brahmán contactando con su hostel. Este lo hará mucho mejor y el precio será la donación que uno considere adecuada.

A parte de los baños en los ghats, también hay un bazar en la calle principal que rodea el lago con artículos de todo tipo pero sobretodo ropa estilo mochilero y algunos souvenirs pero sobretodo, el otro lugar de interés es el templo de Brahma, que es uno de los pocos que existen por culpa de la maldición de Saraswati. Dice la creencia hindú que Brahma tenía que hacer una ceremonia importante pero que Saraswati llegó tarde así que al pedir consejo a los dioses, estos le crearon una nueva esposa para que asistiera. Cuando Saraswati vio a su marido con otra mujer lo maldijo diciendo que nunca más sería venerado. En este templo hay bastante seguridad y no se puede entrar con cámaras ni con bolsas. Tienen unas taquillas en la entrada por pocas rupias.

A las afueras del pueblo hay dos colinas, una al este y otra al oeste, cada una con un templo en la cima. Dicen que hay buenas vistas pero como nosotros fuimos en época de monzón estaba todo tapado y no fuimos. A una de las colinas se puede subir en funicular pero a la otra hay que llegar a pie.

Bitácoras

de mochilero