INDIA - DÍA 1

Por fin llegamos a la India después de un larguísimo viaje con una escala en Estambul de 10 horazas. Lo bueno es que Turkish Airlines ofrece una visita guiada a la ciudad con comida incluida si tu escala es de día y de más de 4 horas. ¡Si es de noche o de más de 12 horas ofrecen hotel y cena gratis! Del aeropuerto al centro (New Delhi Station) se puede ir en metro, por solo 70 INR y se tardan 20 minutitos. El metro de Delhi está muy bien y es sorprendentemente moderno en contraste con el estado de las calles y los transportes exteriores. Además es super puntual y pasa muy a menudo.

La primera impresión al poner los pies en la ciudad es muy chocante. Hay ruido, motos, coches, rickshaws y gente por todas partes. Los cláxones son la banda sonora de la ciudad y a menudo no hay diferencia entre el arcén y la calzada. Todo está impregnado de un olor muy intenso (a rachas bueno y a rachas malo) y hay mucha suciedad en las calles. Eso sí, una vez pasado el primer impacto es fácil acostumbrarse y formar parte del caos.

Nos alojamos en el Smyle Inn (1970 INR/hab. doble). El hostel está en una callejuela que sale de la calle del bazar principal, el corazón de la zona del Paharganj, que está rodeada de tiendecitas, restaurantes y puestos callejeros con un ambiente a la vez mochilero e indio. El personal es muy atento y hospitalario y nos ayudaron en todo lo que necesitamos.

IMG_20190803_085942.jpg

Una vez dejadas las mochilas, salimos a comer algo al restaurante Tadka: un thali y dos platos por 730 INR y con el estómago lleno pusimos rumbo en metro al Fuerte Rojo.

El metro de Delhi es bastante barato y se paga en función de la distancia entre las paradas entre 10 y 40 INR. Se pueden comprar dos tipos de billete: un token de ida por el precio que corresponda al trayecto o comprar una tarjeta recargable por 50 INR que ofrece descuentos por viaje del 10% o 20%. Si tenéis pensado hacer varios trayectos por Delhi, sale a cuenta comprar la tarjeta, a parte de que es mucho más cómodo.

El Fuerte Rojo (550 INR/adulto pagando con tarjeta - 600 INR en efectivo) es la antigua residencia de los emperadores y su megalítica puerta principal es un símbolo patriótico para los habitantes de Delhi. Cuando tomaron el fuerte durante la revolución india fue el primer lugar en el que se alzó la nueva bandera tricolor y se proclamó la independencia. Dentro de las murallas hay diversos edificios en un estado de conservación bastante pobre. Nada más entrar está la puerta donde los visitantes bajaban del caballo o el elefante, después está la sala de audiencias con un trono de mármol blanco y al fondo del jardín están las estancias imperiales con algunas paredes decoradas con grabados muy bonitos. A lo largo del jardín también hay una mezquita y otros edificios históricos junto a edificios británicos posteriores. La visita se puede hacer fácilmente en 45 minutos.

IMG_3255.JPG
IMG_3248.JPG

Nada más salir del fuerte empieza una de las calles más transitadas de Delhi, el Chandni Chowk. En ella hay miles de tiendecitas y puestos callejeros y también algunos templos. El primero que se encuentra a mano izquierda es un templo jainista. La distribución interior es un poco extraña y cuesta entender lo que está pasando a tu alrededor pero vale la pena entrar. Siguiendo por la izquierda hay un templo sij muy interesante. El templo no cierra nunca y en el interior suenan cánticos y música desde el amanecer hasta el anochecer. La gente que entra a rezar es muy interesante: todos con la cabeza cubierta por estupendos turbantes y los más devotos llevan unas túnicas azules o naranjas con una lanza o una daga colgada del cinturón. Todo el mundo fue muy amable y hospitalario y nos llevaron al edificio de al lado, que forma parte del templo. Ahí hay un gran salón en el que cualquier persona, sea cual sea su origen, casta o religión puede comer un rico dhal que preparan en las cocinas, acompañado de un té muy dulce. Uno podría incluso quedarse a dormir si quisiera. El ambiente en este comedor era muy relajado y familiar y nos quedamos un rato charlando con algunos de ellos. 

IMG_3264.JPG

Como ya estaba anocheciendo no pudimos terminar el Chandni Chowk y volvimos al Paharganj donde cenamos un par de thalis en la azotea del Exotic Café 706 INR viendo el caos de los callejones desde arriba.

Bitácoras

de mochilero